El bienestar animal y la experimentación, tema central de “La Ventana de la Ciencia”

En el espacio de esta semana hemos contado con María Reyes, veterinaria y responsable del Servicio de Animalario de la Universidad de Extremadura, que habla sobre el uso de animales en la investigación científica. Además, en nuestra sección de historia tratamos como personaje a Giordano Bruno . También contamos en nuestro programa número 18 y en la sección cultural con Marta Fallola, directora del Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la UEx, que da detalles sobre el Curso Internacional de Verano “La comunicación y divulgación científica más accesible”. Además, la actualidad de las investigaciones científicas será parte central de “La Ventana de la Ciencia”.

https://www.ivoox.com/ventana-ciencia-18-maria-audios-mp3_rf_20985848_1.html

Proyecto “La Ventana de la Ciencia”

El conocimiento científico es fundamental en las sociedades actuales. Por eso, no hay razón para que las personas privadas temporalmente de libertad no disfruten de ese derecho. Bajo esta premisa, el Servicio de Difusión de la Cultura Científica, en colaboración con Ondacampus ‐la radio de la Universidad de Extremadura‐ ha puesto en marcha un proyecto de divulgación científica en un contexto nada cotidiano: el Centro Penitenciario de Badajoz.

En “La Ventana de la Ciencia” es la propia población reclusa la que tiene una función proactiva en la confección de programas de radio. Así, estos espacios semanales, de una hora de duración, están siendo realizados íntegramente por personas que en estos momentos se encuentran en situación de privación de su libertad.

En “La Ventana de la Ciencia” son los propios presos quienes van abordando a lo largo de todo el año junto a los científicos temas como, por ejemplo, el cambio climático, el incremento de la población mundial, los alimentos funcionales o el desarrollo de biomateriales para la regeneración ósea.

Desde el Gabinete de Información y Comunicación señalan que este proyecto logrará un doble objetivo. Por una parte, será una actividad motivadora que mejorará la capacidad de resiliencia de los internos a través de un instrumento poco utilizado para ello como es la comunicación científica. Por otro lado, ayudará a desmitificar el imaginario colectivo y erradicar ciertos estereotipos que existen en torno a estos individuos invisibles a ojos de la sociedad, haciendo llegar a esta un nuevo concepto donde se ponga de manifiesto cómo detrás de los muros de una prisión existen personas que son capaces de aportar a la sociedad nuevos puntos de vista.

Resocialización y reeducación son, por tanto, las piedras angulares de esta actividad que utiliza la ciencia y el medio radio como los canales para la consecución de los propósitos previstos.

Este proyecto cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y es la primera iniciativa que existe en España donde la ciencia, la radio y la cárcel se mezclan.